27 abril Día de la Comunidad Gitana de Navarra

La persistencia de profundos prejuicios negativos en la población española provoca que la comunidad gitana sea el sector de nuestra sociedad que más prácticas discriminatorias percibe y padece en su vida cotidiana como así lo viene constatando el CIS y el Consejo Igualdad de Trato y no Discriminación . Como se recoge en el I Plan Integral de Atención a la Población Gitana de Navarra (2011/2014), “la imagen social negativa de la comunidad gitana da lugar a una actitud de rechazo que trasciende a las individualidades y se extiende al conjunto de la comunidad. En la práctica, es un impedimento para la incorporación real y efectiva en la sociedad de muchas personas gitanas, para su desarrollo social y económico, y para un apropiado intercambio cultural. La insuficiente coexistencia en espacios e instituciones comunes de la población gitana y la no gitana impide un conocimiento mutuo desde el que apreciar el valor de la diferencia y aprender a convivir desde el respeto a la misma”.

Asimismo, el Plan Integral de Atención a la Población Gitana de Navarra insiste en la necesidad de avanzar en el reconocimiento institucional del Pueblo Gitano y de su cultura, como vía para facilitar su participación en una sociedad intercultural. Ese reconocimiento es especialmente importante y urgente para la cultura gitana, “que ha sufrido tradicionalmente de falta de apoyo y aprecio por parte de la sociedad, a pesar de que muchas de sus manifestaciones culturales forman parte del acervo cultural común”.

En los últimos años se han producido importantes avances en ese reconocimiento institucional del Pueblo Gitano en Navarra: declaraciones institucionales con motivo del Día Internacional del Pueblo Gitano (8 de abril), declaración del 27 de abril como Día de la comunidad gitana de Navarra, recepciones en el Parlamento, en Palacio…etc. Sin embargo, el propio Plan Integral reconoce que “no existen líneas de trabajo estables desde las instituciones para la promoción de la cultura gitana…” y que “las acciones de carácter cultural no han tenido una dimensión institucional adecuada en el caso de la comunidad gitana…

Somos 8.000 navarras y navarros. Somos 8.000 gitanas y gitanos que históricamente formamos parte de esta Comunidad. En los siglos de presencia en estos territorios, hemos realizado innegables aportaciones en la economía, en la lengua, en la cultura, etc.

En las últimas décadas, los gitanos y las gitanas hemos experimentado mejoras en nuestra situación social sin embargo la la crisis ha echado al traste estos avances. Hoy en día persiste una distancia difícilmente salvable, entre la comunidad gitana y el resto de la sociedad, en ámbitos tan importantes como la educación, el empleo, la vivienda o la salud. En estos momentos, esta distancia corre el riesgo de ensancharse aún más, si no se pone remedio.

Nos alegra que las instituciones, tanto europeas como españolas o navarras, estén aprobando planes dirigidos a lograr que desaparezca la situación de desigualdad y discriminación que aún sufrimos el Pueblo Gitano. Nos alegraremos aún más si vemos que todos estos planes los dotan con medios necesarios, para que se puedan implementar con la suficiente y necesaria intensidad y continuidad en el tiempo.

El asociacionismo gitano es una herramienta de construcción y afirmación de la identidad cultural gitana, pero además somos un vía para lograr que la propia comunidad gitana participe en su desarrollo social. De hecho, pensamos que ninguna persona, ni ninguna comunidad, puede avanzar sin participar y ser protagonista en su propio desarrollo.

El asociacionismo gitano, que cuenta con más de 30 años de existencia, también necesita transformarse. En nuestro desarrollo hemos compartido con el resto del asociacionismo no gitano muchas de sus debilidades: desunión, focalización en la gestión de subvenciones y no en la promoción de la participación o en la reivindicación, etc. Sin embargo, en estos momentos de crisis es cuando somos más necesarios. Por ello, nos comprometemos a incorporar mejoras que nos fortalezcan como instrumento para el desarrollo de la comunidad gitana y del resto de la sociedad.

Finalmente, queremos invitar a las administraciones públicas, a los medios de comunicación, a los partidos políticos, al resto de asociaciones,…, y A TODA LA SOCIEDAD, a que se acerquen a nuestras asociaciones. Queremos abrir nuestras puertas de par en par, para que vean lo que hacemos, para que colaboren en nuestras actividades, para que nos propongan nuevos servicios, para que nos utilicen como una vía para conocer a la comunidad gitana,…. Y es que, como dijo la Madre Teresa de Calcuta (que por cierto, era de origen gitano) “Yo hago lo que usted no puede y usted hace lo que yo no puedo. Juntos podemos hacer grandes cosas”.

27 de abril de 2013 DÍA DE LA COMUNIDAD GITANA DE NAVARRA

Escribir un comentario