Declaración “Gaz Kaló” Estella/Lizarra

La población gitana de la Comunidad Foral, según el Plan Integral de Atención a la Población Gitana de Navarra 2011/2014, se calcula entre 7.000-8.000 personas (1.3% de la población navarra) , lo que supone el mismo porcentaje poblacional que Navarra en el Estado. Se trata de un grupo muy joven, con el 40 % de sus miembros menores de 16 años, frente al 15,6 % en el conjunto de la población.

La Estrategia Nacional para la Inclusión Social de la Población Gitana 2012/2020 señala, en términos generales, que la comunidad gitana ha experimentado algunos avances en la incorporación social en los últimos 40 años. No obstante, los últimos estudios  a nivel autonómico y estatal indican datos muy preocupantes:

•  El 77% de la población gitana vive en situaciones de pobreza y exclusión social.

•  El nivel de desempleo es considerablemente más alto que el del resto de la población (registra tasas de paro cercanas al 40%).

•   En el ámbito educativo las tasas de fracaso escolar son muy superiores al resto de la población. 

•   Se observa una situación de desigualdad en la salud, con peores datos de morbilidad y mortalidad, mayores tasas de accidentabilidad y deficiencias en la  utilización de los recursos sanitarios.

•   Un sector importante de la comunidad gitana continúa teniendo problemas relacionados con el hacinamiento y/o las condiciones de habitabilidad de sus viviendas.

•  La comunidad gitana es uno de los grupos sociales que más rechazo y discriminación padece.

La Federación de Asociaciones Gitanas de Navarra Gaz Kalo es una organización gitana, independiente, apolítica, aconfesional, con pleno respeto al pluralismo, a la igualdad de trato y no discriminación, a los valores del pueblo y la cultura gitana, respetuosa y defensora de los derechos humanos, teniendo personalidad jurídica y plena capacidad de obrar, careciendo de ánimo de lucro y sometiendo su actuación a criterios democráticos, con el alcance establecido en Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación.

Somos 8.000 navarras y navarros. Somos 8.000 gitanas y gitanos que históricamente formamos parte de esta Comunidad Foral. En los siglos de presencia en estos territorios, hemos realizado innegables aportaciones en la economía, en la lengua, en la cultura, etc. Sin embargo, tampoco podemos olvidar la discriminación y la exclusión que hemos sufrido.

En las últimas décadas, los gitanos y las gitanas hemos experimentado mejoras indudables en nuestra situación social. A pesar de ello, aún persisten desigualdades entre la comunidad gitana y el resto de la sociedad en ámbitos tan importantes como la educación, el empleo, la vivienda o la salud. En estos momentos de crisis económica, la distancia aún es mayor.

Nos alegra que las instituciones, tanto europeas como españolas o navarras, estén aprobando planes dirigidos a lograr que desaparezca la situación de desigualdad y discriminación que aún sufrimos el Pueblo Gitano. Nos alegraremos aún más si vemos que todos estos planes se desarrollan con la suficiente y necesaria intensidad y recursos necesarios.

 El asociacionismo gitano, que cuenta con más de 30 años de existencia, también necesita transformarse. En nuestro desarrollo hemos compartido con el resto del asociacionismo no gitano muchas de sus debilidades: desunión, focalización en la gestión de subvenciones y no en la promoción de la participación o en la reivindicación, etc. Sin embargo, en estos momentos de crisis es cuando somos más necesarios. Por ello, nos comprometemos a incorporar mejoras que nos fortalezcan como instrumento para el desarrollo de la comunidad gitana y del resto de la sociedad.

 

De izq a drch Marta Lajos (Gestión) José Jiménez (Presidente) Aroa Jiménez (Vicepresidenta) Ricardo Hdez (Coordinador Gral.)

Las asociaciones son organizaciones enmarcadas en un entorno en el que, inevitablemente, han de entrar en contacto y en relación con otros agentes. Los ciclos de vida de las asociaciones dependen en gran medida de la calidad de esos contactos y relaciones que sean capaces de establecer con otros actores, agentes e instituciones en el contexto preciso. De ahí que convenga reflexionar sobre el tipo de relaciones que las asociaciones gitanas deben establecer tanto con sus miembros como con otras entidades o agentes sociales, para mejorar, aumentar y rentabilizar las acciones dirigidas a la comunidad gitana.

Con los asociados:

  Mejorar la sensación de pertenencia de los miembros y favorecer más la participación.

Propiciar una mayor disposición de los/as asociados/as para que no sólo se acerquen cuando necesitan algo.

Servir de plataforma para que se lleven a cabo posibles iniciativas de los/as asociados/as.

Transparencia respecto a las acciones que lleva a cabo.

Abierta a las necesidades y problemas de la comunidad a la que representa.

 

Con la comunidad gitana:

Ser capaces de recoger y conocer las necesidades y las demandas de la población gitana a través del trato directo que se tiene con ella.

Informar abierta y transparentemente del trabajo que se va  llevar a cabo.

Acabar con los estereotipos negativos que puedan existir sobre las asociaciones gitanas entre la propia comunidad.

Favorecer y facilitar la participación y la representación de nuevos gitanos y gitanas en el ámbito de la asociación.

 

Con las asociaciones gitanas:

Estimular la realización de asambleas con más frecuencia, las asambleas son la esencia de la democracia participativa.

Regenerar la transparencia y el compromiso con los asociados, canalizando bien sus demandas.

Promover el trabajo en red entre las distintas asociaciones, con objeto de tener mayor peso en las acciones de presión y reivindicaciones comunes.

Mejorar las relaciones y la comunicación entre las asociaciones gitanas para intercambiar informaciones, saberes, buenas prácticas, etc.

 

 Con otras asociaciones o entidades sociales:

Participar en plataformas y activar su utilidad para que sirvan como estructuras para aunar esfuerzos ante problemáticas comunes que se planteen en el territorio y en función de temáticas concretas (por ejemplo, discriminación, inclusión, cultura…etc)

Dar respuesta llamamientos de otras asociaciones.

Trabajar en torno a proyectos comunes.

Con las administraciones públicas:

Implicar a todas las Administraciones Públicas en la implementación de la Estrategia Nacional de Inclusión Social para la Población Gitana en España 2012/2020

Establecer mecanismos efectivos  para la participación de las asociaciones en el diseño, desarrollo y evaluación de las políticas que afectan a la comunidad gitana.

Ganar credibilidad y romper los estereotipos que existen en torno a las asociaciones gitanas.

Clarificar las competencias de la administración y de las asociaciones, en el ámbito de la intervención con la comunidad gitana.

Impulsar los recursos necesarios para combatir las desigualdades existentes en el momento actual.

 Con los medios de comunicación:

Proponer códigos éticos a la hora de difundir información sobre el Pueblo Gitano y la comunidad gitana.

Elaborar un discurso compartido, consensuar mensajes y elaborar un argumentario con base en el marco legal y político de la lucha contra la discriminación que permita dar respuesta al tratamiento estereotipado y negativo de los medios de comunicación hacia la comunidad gitana.

Crear alianzas con los medios de comunicación implicándoles en el conocimiento de la realidad gitana y en el análisis del tratamiento informativo que se viene dando y apelando a la responsabilidad social de la trasmisión de información sesgada y estereotipada de la comunidad gitana.

Con los partidos y las instituciones políticas:

Colaborar activamente en las propuestas políticas, manteniendo la independencia, y propiciando una relación de respeto y colaboración con los partidos políticos.

Facilitar espacios de encuentro para informar, asesorar y orientar a los actores políticos sobre la realidad gitana.

Ser un instrumento de transformación social.

Difundir el patrimonio cultural del Pueblo Gitano.

Ser un vehículo de participación social.

Tener en cuenta al movimiento asociativo gitano como un instrumento válido de interlocución con la comunidad gitana.

Finalmente, queremos invitar a las administraciones públicas, a los medios de comunicación, a los partidos políticos, al resto de asociaciones, y A TODA LA SOCIEDAD, a que se acerquen y nos conozcan. Queremos abrir nuestras puertas de par en par, para que vean lo que hacemos, para que colaboren en nuestras actividades, para que nos pidan colaborar en las actividades de otras entidades, para que nos propongan nuevos servicios, para que nos utilicen como una vía para conocer a la comunidad gitana, etc. Queremos contribuir a la construcción de una sociedad más justa y equitativa.

Comentarios (2)

  1. sara hernandez escribió

    hoy en día necesitamos mas apoyo que nunca ….la vida cada vez mas difícil nos quita la paz del hogar,la tranquilidad, mucha mas discusiones debido a la situación precaria que la mayoría padecemos se acaban los recursos…. pero no pierdes la esperanza de que esto tiene quedar la vuelta, aunque perdamos cosas por el camino …los gitanos somos hábiles para adaptarnos a los cambios y de buen conformar ….pero ay que ser realista la cosa esta difícil .. tenemos buen respaldo de las asociaciones que luchan por nuestros derechos a cambio de nada aquí tenemos una buena muestra de ello ..ole con ole para todos vosotros ….

  2. Juan de Dios Ramírez Heredia escribió

    Magnífico texto. Magnífico ideario. Consuela leer propuestas tan interesantes e ilusionadoras como esta cuando, a veces, nos da la sensación de que el asocianismo gitano está todavía por inventar, o se inventa cada día.

    Te aven baxtale

Escribir un comentario